Cómo perder el peso que sobra sin volverte loc@.
Cuidando el Cuerpo

Hace ya varios años, yo era un tipo de uno 90 kilos (el peso no importa tanto…chequen la talla) y era talla XG Gringa casi siempre, ahora soy talla M peso bastante menos y aunque no estoy “bueno” ni tengo “lavaderos” estoy en mejor forma que antes.

El primer paso para deshacerme de esos kilos de más, fue deshacerme de los hábitos de consumo que los sostenían. Y para eso usé este método:

1. Identificar qué cosas meto en mi cuerpo y que me están haciendo subir de peso y dañandome.

2. Elegir 1 para atarcarla sólo a ella. Debe ser la más sencilla de enfrentar.

3. Debes estar convencido de que quieres dejar de consumir esa cosa. Ya sea por que te hace mal, por que te la prohibió el doc o porque te hace ver como no te quieres ver.

4. Dejar de consumirla  y cuando lleguen las “urgencias” o “ansias de deseo” velas como una ola: surge, crece, pasa frente a ti y se va.
Mientras la “ves venir”, inhala, exhala, inhala y exhala.

5. No dejes que te lleve la ola, usa la respiracion como ancla. (pura práctica no es nada del otro mundo)

6. Si logras dejar pasar la ola, date un pequeño premio…pero claro que no sea la cosa que estás dejando de ingerir.

5.  Compleméntalo con ejercicio, ni modo, de esta nadie se salva. Pero tampoco se trata de que corras un maratón mañana o levantes 20 kg en pesas o hagas 2 horas de Gym. NO SE TRATA DE QUE GASTES.

Búscate un parque cerca de casa, camina unos minutos DIARIOS. Primero 5, luego 10, luego 15 y así. O si tienes una plaza comercial cerca sal a caminar ahí, dale unas vueltas viendo aparadores y gente pero no entres a ninguna tienda, o si tu colonia se presta sal a caminar por tu casa, caminar diario unos buenos minutos es un gran ejercicio.

Claro que si puedes añadirle un poco de barra, unas planchas y unas sentadillas esta increíble y lo mismo, comienza de a poco 4 planchas, 2 barras, 4 sentadillas y vas aumentando, SE TRATA DE SENTIRNOS BIEN NO DE QUE HAYA DOLOR.

¿Qué tiene que ver con el Dharma?

Fácil, si logras “ver” tus hábitos de alimentación y consumo como son,  lejos de cómo deseas  o temes que sean, entonces será clarísimo el por que pasa lo que pasa con tu cuerpo.

Si logras enfocar tu atención en tu respiración y no en la urgencia de comer, seguro, con prácitca podrás dejar ir el hábito y estás comenzando a meditar. Finalmente si enfocas tu atención en hacer los cambios, día con día, estás entrenando a tu mente para que haga lo que Tú quieres, esto también es meditación y podrás usarlo en otros campos de tu vida.

Nos vemos el 6 de abril en el BudaVox para charlar más sobre esto.

kidBuda

medita y desafía


Tus Comentarios

  • Augusto | 20/03/2012 @ 06:26

    Bien, ahora es momento de lograrlo.-


  • ChocoBuda | 19/03/2012 @ 15:49

    Buenísimo! Aplausos!




Escribe un comentario

*