Vivir contra corriente.
Medita y Desafía

Cuentan los textos de Dharma, que un día le preguntaron al Sr. del Chongo como llamaba a su forma de vida y el Sr. del Chongo contestó que la llamaba “Patisotagami” que se traduce al español como: Ir en contra de la corriente.

Muchos pensamos que el Buda se refería ir en contra de la constante corriente o inercia de  desear sin control, de odiar, de lastimarnos, de dejarnos llevar por nuestras adicciones, de dejarnos llevar por nuestros patrones mentales  y hábitos inútiles,crearnos con base a lo que los demás dicen de nosotros, a etiquetar y juzgar todo ( con un largo etc aquí) y que también se refería a que su forma de vida innevitablmente lo llevaba a ir en contra de la corriente de su época donde las mujeres no eran “dignas” de ser iguales a los hombres en la mayoría de las actividades, innevitablemente fue en contra de la corriente de su época y declinó su lugar como príncipe y futuro rey de su pueblo…

…Creo que el Sr. del Chongo tenía razón y hoy 2500 años después su idea de Ir en contra de la corriente  tiene todo el sentido del mundo y es un lugar común en mayor o menor grado para los que practicamos Dharma…

…O por lo menos para algunos amigos y maestros que conozco y yo…

…Después de un tiempo de practicar Dharma, pero practicar de manera integral, no sólo la parte exótica del mantra, sentarse a meditar y demás, sino vivir cada aspecto de nuestra vida a través de la óptica del Dharma hemos terminado siendo los bichos raros de nuestras familias y para muchos conocidos, somos locos o extraños porque no nos apegamos a las cosas, por que podemos regalar nuestras pertenencias o dejar algo en la basura sin apego porque sabemos que se convierte en parte de otro ciclo que beneficiará a alguien más o porque no acumulamos trofeos en la pared o porque no tenemos auto o porque consumimos y usamos sólo lo necesario, porque no mentimos, por que vivimos con compasión, porque todo el empeño que antes poníamos en destruirnos y atrapar  ahora lo ponemos en crear cosas y pensamientos útiles y liberarnos de nuestro sufrimiento, para de paso dejar de ser una chinga para los demás.

Así es querid@s lectores, seguro ésto ya les pasa a algunos y a otros está por sucederles, no hacemos Dharma para caerles bien a todos o para convertirnos en Dios o salvar nuestra alma, hacemos Dharma para ser más felices, más libres, más fuertes, más bellos y útiles…y eso…es muy difícil de aceptar para much@s personas…pero OJO eso no nos hace ni mejores ni peores…sólo somos…tan únicos y maravillosos como tod@s l@s dem@s.

kidbuda

medita y desafía. 


Tus Comentarios

  • KidBuda | 06/07/2012 @ 09:24

    Elenice: Gracias por leer y compartir!! 😀


  • Elenice Martinez | 05/07/2012 @ 12:30

    “…para de paso dejar de ser una chinga para los demás” = compasión en su más urbana expresión. Me permití compartirlo en Facebok 😉


  • KidBuda | 03/07/2012 @ 18:35

    Gracias!!! 😀


  • Cc | 02/07/2012 @ 16:56

    Muy oportunamente vuelvo a leer este post. Esta genial 😀




Escribe un comentario

*