Enseñanzas Budistas de una Gran Danés: Solo por hoy
Vida Zencilla

Mi perra es la más budista de la familia y eso que mi papá le lleva unos 7 años de ventaja.  Por eso me encanta compartir sus enseñanzas en esta pequeña serie.

La alegría de mi perra cuando despertamos, cuando llegamos de la calle, o cuando vamos a salir a pasear es una cosa que no deja de impresionarme. Es decir, ya estamos ahí dormidos ¿cierto? ¿porqué tanta alegría cuando con ojos de zombie caminamos cual borrachos al baño?

Lo mismo cuando llegamos de la calle. No importa si nos tardamos 6 horas o 15 minutos su alegría es tan grande cuando nos ve, que por momentos me hace creer que siente un profundo alivio de que no la abandonamos.

Para ella, no hay futuro, no hay pasado. No importa cuantas veces regresemos de la calle, no lo tiene registrado, así que se alegra siempre como si fuera la primera vez.

También perdona rápido. Si un día le pisas la cola sin querer, no te guardará rencor. Lo más seguro es que 1. casi no le haya dolido y 2. se le haya olvidado a los pocos minutos.

Esto tiene sus desventajas, claro.  Como la enorme paciencia que debe tener uno para entrenarla, pero honestamente, su espíritu libre y noble hace que mis días sean más brillantes.

Mi perra no puede tener apegos con el pasado ni con el futuro y cada día trato de aprender de eso.

 

 “Sólo existen dos días en el año en que no se puede hacer nada.

Uno se llama ayer y otro mañana.

Por lo tanto hoy es el día ideal para amar, crecer, hacer y principalmente vivir”.

Dalai Lama


Tus Comentarios

  • SpaceRider | 27/07/2012 @ 15:17

    Siempre me regreso a ver este post.. Y cada que lo leo me dan unas ganas inmensas de correr a mi casa a abrazar a mi perra.. Y es que juro que es un clon de tu perrita, es igual una gran danes… Yo tambien aprendo tanto de ella. Podria decir que es como mi maestra personal 😀


  • ChocoBuda | 12/04/2012 @ 13:36

    Qué hermosa perra!!

    Sí, las mascotas son grandes maestras de budismo.

    Acá en casa tenemos una gatita y una tortuga. Mucho qué aprender de ambas 🙂


  • Karl Kast | 12/04/2012 @ 12:52

    ¡me agrado el artículo!, y es cierto lo que comentas y lo mismo me sucede con mi perrita, lo había notado pero no lo había analizado y es cierto, disfrutas más “tú día” cuando no estas amarrado al pasado y preocupado del futuro.


  • Zirta | 11/04/2012 @ 17:50

    Los perros son unos seres muy zen. Mi Cobi también me impresionó mucho desde cachorrito, llegué a pensar: este perro sabe vivir mejor que yo. Su alegría por las cosas sencillas, como tomar el sol, estirarse, echarse en el pasto, jugar con un niño u otro perro… En fin, son seres llenos de luz.


  • massi | 11/04/2012 @ 17:39

    Gracias por compartir, un fuerte abrazo y una caricia a tu perra!


  • Martha Ale Silva | 11/04/2012 @ 17:36

    Oh! que linda historia y que bonita y acertada enseñanza. No cabe duda que los animales y sobre todo los perros son criaturas que no se complican la existencia, simplemente se preocupan por comer, dormir y respirar… y su hoy es lo único que importa. Así deberíamos ser también nosotros. Sin apegos no existe el sufrimiento. Gracias por tu reflexión So. Saludos! =)


  • so | 11/04/2012 @ 14:20

    Gracias por leerme 🙂


  • Andrew B | 11/04/2012 @ 13:17

    :’)
    Yeah!


  • nad | 11/04/2012 @ 10:27

    Tan simple y tan real.

    Gracias por la reflexión.


  • Augusto | 11/04/2012 @ 08:18

    =) Qué simple, pero muy buena observación.-

    PD: So, tené más cuidado con la cola de tu perra, jaja.




Escribe un comentario

*