Tu práctica de Dharma = tu forma de vida
Vida Zencilla

Cuando llevas entrenando tu mente  diariamente algo de tiempo, tu práctica de Dharma se convierte en tu forma de vida, deja de ser un evento de cada día para convertirse en tu día a día.

Se instala en todas tus actividades, como un nuevo sistema operativo y nada vuelve a ser como antes…porque aunque todo sucede como sucede todos los días hay pequeñas variantes que comienzas a notar:

  • Sigues necesitando una manera de ganarte el dinero para pagar cubrir tus necesidades, puede que sean menores ahora y no te estresas como lo hacías antes.
  • Sigues comiendo, tal vez tus hábitos alimenticios cambien pero lo sigues haciendo.
  • Sigues deseando tener cosas materiales, pero ya no te vuelves loc@ por tenerlas o por no tenerlas, y sabes diferenciar si las necesitas o no.
  • Sigues mirándote al espejo para arreglarte antes de salir…pero te ves como eres…no exageras nada.
  • Sigues experimentando enojo o tristeza…por pequeños lapsos…y los dejas ir.
  • Sigues viviendo…pero ahora lo haces consciente.

No nos volvemos santos, ni especiales, ni perfectos…sólo vemos cada vez más las cosas como son, no como deseamos o tememos que sean.

kidbuda
medita y desafía 

 

 


Escribe un comentario

*